17 de noviembre de 2016

Todos necesitamos un Rocky de vez en cuando


Llega fin de año, llegan los balances.
Llega la época en que todo pasa muy rápido, hay mucho por hacer y muy pocas energías.
Y te empezás a cuestionar todo lo que hiciste, todo lo que no hiciste y todo lo que estás haciendo.
¿Tiene sentido todo este esfuerzo?

Son esos momentos, en que necesitamos un Rocky que nos apoye y nos de ese empujón que necesitamos.
Las películas de la saga Rocky son un gran semillero de frases y discursos emotivos.
Apurame un poco y te digo que las sagas Star Wars y Rocky están al mismo nivel.
Con la diferencia que Star Wars es un mundo infinito.
... y Rocky es 100% él, el número 1, Sly Stalone

Les traigo uno de los mejores discursos, de Rocky Balboa (2006), que le da Rocky a su hijo,
luego de que este le echara en cara que su vida es un desastre por culpa de él.

Lo importante es poder ponerse de pie, saber en quién podemos apoyarnos,
aquellos que nos quieren y siempre nos dan una mano.... y seguir adelante!


Y acá les dejo la transcripción (con algunas correcciones)

No vas a creer esto
Pero solías caber en la palma de mi mano
Te levantaba y le decía a tu madre:
“Este niño será el mejor niño del mundo.
Este niño será mejor que cualquiera que se haya conocido”
Y creciste bueno y maravilloso.

Fue grandioso verte cada día, fue como un privilegio.
Y cuando te llegó el momento de ser un hombre
y salir al mundo, lo hiciste.

Pero algo pasó en el camino y cambiaste.
Dejaste de ser tú.
Dejaste que la gente te apuntara a la cara
y te dijera que no eras bueno.
Y cuando las cosas fueron mal,
buscaste a alguien a quién culpar.
Como una gran sombra.

Déjame decirte algo que ya sabes
El mundo no es amaneceres y arcoiris.
Es un lugar muy malo y asqueroso
y no le importa cuan duro seas,
te golperá y te pondrá de rodillas
y te dejará ahí permanentemente si se lo permites
Ni tú, ni yo ni nadie golperá tan duro como la vida.
Pero no se trata de cuan duro golpée,
se trata de cuan duro eres golpeado y sigues adelante.
Cuanto puedes recibir, y seguir adelante.
De eso están hechos los ganadores.

Ahora, si sabes lo que vales,
ve y consigue lo que vales.
Pero debes ser capaz de recibir los golpes.
Y no apuntar con el dedo y decir,
que eres lo que eres por culpa de ese o el otro.
Los cobardes hacen eso y tú no lo eres.
Tú eres mejor que eso

Siempre te voy a amar,
sin importar lo que pase.
Eres mi hijo, eres mi sangre.
Eres lo mejor de mi vida.
Pero hasta que no empieces a creer en vos mismo
no podrás tener una vida.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario