21 de enero de 2015

La argentina que nos están dejando


Llega un momento en la vida, en que uno se vuelve adulto y empieza a hablar de política.
Y llega otro momento en la vida... en que uno se cansa de hablar de política, porque se da cuenta que son discusiones vacías que lo único que generan son peleas y resentimientos entre personas.



Más en un país con tanta gente vehemente, como es Argentina.
La defensa de una idea puede llevarse hasta el límite de la pelea con un familiar o amigo.

Lamentablemente mi país está dividido, y esa división es cada vez más grande y más opuesta.
Esa división viene fomentada e incentivada desde el poder político. La misma gente que vela por "El bien mayor" y lo único que le interesa es el beneficio propio y destruir al otro... Al costo que sea necesario. Esta gente que nos usa como medio para acceder al poder y lograr sus fortunas.
 

Dejemos de hacerle el juego a la derecha, a la izquierda, al centro y a todos estos abogado-economistas que lo único que les interesa es el poder, mas poder y fortunas en sus bolsillos.

Preocupemonos por nosotros.
Por tratar bien al vecino, por ser buenos en el trabajo, buenos padres y madres, estudiar, disfrutar pequeñas cosas, ser mejores amigos, mejores parejas.

Saquemos adelante nuestro país personal y recompongamos la sociedad que ESTOS se llevaron por delante en sus batallas personales.

Y como siempre, a la gilada de evangelistas políticos... NI CABIDA!

No hay comentarios. :

Publicar un comentario