6 de marzo de 2012

Dentro de 50 años - Mex Urtizberea


Hoy, en el marco del Paro Nacional de Docentes, me encuentro en con un texto que publicó una amiga (Carla) en su muro de Facebook.
Al tratar de rastrear si el texto era o no del propio Mex, descubro que: no sólo fue escrito por él, sino que fue escrito hace 8 años.

Dentro de 50 años
por Mex Urtizberea
Publicado en edición impresa de La Nación: Viernes 26 de mayo de 2006

Dentro de cincuenta años poco va a importar cuánta gente fue ayer a la plaza, dará lo mismo quién ganó la batalla del rating este año, serán del olvido los bailes eróticos de Nazarena Vélez, los jugadores que no entraron en la lista, los legisladores que armaron su monobloque, y también El Código Da Vinci.

Lo que, definitivamente, sí estará presente es aquello que se haya hecho hoy por la educación.

Dentro de cincuenta años probablemente Kirchner sea el nombre de una avenida en Santa Cruz, Macri sea un apellido que se lea en una placa del club Boca Juniors o del Congreso, a Carrió se la podrá ver sólo en fotos, a Ben Laden en una estampilla de correo privado de Medio Oriente y a Bush en una estatua en una plaza perdida de Texas.

Lo que sí podrá verse, en vivo y en directo, y será imposible no ver, es lo que hoy se haya hecho por la educación.

Dentro de cincuenta años usted y yo seremos un recuerdo, o un olvido, pero no lo serán nuestros hijos ni nuestros nietos: para ellos será este país mal educado o bien educado, según lo que hoy se haga por la educación.

Dentro de cincuenta años no quedará ni rastro del debate sobre si está bien o mal que un niño use celular, sobre si es agresiva o no la campaña antievasión de Montoya, si Maradona se droga o no se droga, si María Eugenia Ritó es mejor vedette que Emilia Attias, si Felisa Miceli tiene poder o no lo tiene.

Lo que sí podrá encontrarse en cada rincón del país son los rastros del debate que se necesita abrir hoy sobre la educación.

Dentro de cincuenta años no será más que un número lo que se invierte ahora en seguridad, no le servirá a nadie lo que se haya gastado en campañas políticas, no será ni recuerdo qué comportamiento tuvo la Bolsa este año o a cuánto cotizaba el dólar.

Lo que sí se notará visiblemente es lo que hoy se invierta para educación.

Dentro de cincuenta años usted y yo seremos el pasado, como lo serán Kirchner y Macri, Nazarena Vélez, Carrió y el autor de El Código Da Vinci, y María Eugenia Ritó y los jugadores del Mundial y Montoya, pero no lo serán nuestros hijos ni nuestros nietos: a ellos les tocará un presente de país mal educado o bien educado, según lo que se haga hoy por la educación.

Y quien haga hoy algo por ella, quien muestre verdadero interés y se ponga a trabajar ahora apasionadamente para mejorarla, extenderla, financiarla, multiplicarla, quien se desvele para que llegue a todas partes, para que nadie quede afuera por razones económicas o geográficas, para que tenga calidad y que la calidad sea gratis, quien entienda que un país mal educado es un país condenado a muerte, y modifique este destino, entonces su nombre no será del olvido: dentro de cincuenta años estará presente en todos los rincones del país, será recordado con admiración y respeto.

Y no será sólo estatua, o calle, o foto, o estampilla.

Fuente: La Nación

6 comentarios :

  1. Un problema común, creo, en toda LA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la educación no es negocio para ningún gobierno... y así está

      Eliminar
  2. Que el mundo fue y será una porquería
    ya lo sé...
    (¡En el quinientos seis y en el dos mil también!).
    Que siempre ha habido chorros,
    maquiavelos y estafaos,
    contentos y amargaos,
    valores y dublé...
    Pero que el siglo veinte
    es un despliegue
    de maldá insolente,
    ya no hay quien lo niegue.
    Vivimos revolcaos
    en un merengue
    y en un mismo lodo
    todos manoseaos...

    Repetimos y repetimos y repetimos... y no aprendemos más ^^

    PD: no me gusta tu blog ahora :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el circulo de la vida, como nos enseño el clásico de Disney: Rey León

      PD: Las quejas por el blog son en otro posteo y CON fundamentos.
      Y teniendo en cuenta tus "pantalones hermosos" no se si sos parámetro de buen gusto jajajajaja

      Eliminar
  3. "Me Gusta"
    Leí por algún lado la idea de crear fondos recolectores. Así en vez de los políticos de turno decidir que hacer con el presupuesto, deciden los votantes. Tu voto vale, no se, 100 monedas. Vos elegís cuantas monedas en Educación, cuantas en seguridad, cuantas en salud, etc.
    Era aplicado a otro ámbito, creo al de resolver enfermedades. Y con un punto de vista mas capitalista para motivar a los laboratorios a crear curas, y no simples atenuadores de síntomas. Lease la gente de todo el mundo hace un fondo, de ponele infinitos millones de dolares. Y el laboratorio que encuentra la cura se lo lleva. Para solventar investigación pueden cotizar en bolsa, así los que usualmente les gusta "apostar" por empresas de petroleo, apuestan por curar una enfermedad para hacer (mas) ricos.
    Los burócratas harán todo por desterrar esta idea, ya que si es algo simple y efectivo ellos se quedan sin laburo. Pero "Me Gusta"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una muy buena idea ... pero, se podría hacer?
      y se podría hacer ACÁ?
      Cada vez desconfío más de todo, lamentablemente.

      Por otro lado pienso:
      La educación es fundamental, básica y primordial.
      Pero claramente, no comparto el sistema educativo de "amoldamiento cerebral" que lo único que hace es restringir la mente a modelos pre establecidos:

      - Sos Industrial o Comercial?
      - No me gustaba ninguno de los dos, soy Bachiller

      Eliminar